Cómo difundir y promocionar mi artículo científico

Difundir y promocionar un trabajo de investigación es una tarea clave para que éste consiga la mayor visibilidad posible, porque… ¿qué es la ciencia si no se comunica a otros colegas de la comunidad científica y posteriormente se le da difusión?


Como sabemos, el primer paso para comunicar es publicar. Enviar el artículo a una revista científica (en ocasiones a distintas revistas) y lograr que publiquen nuestro trabajo.

De esta forma, y en función a la calidad de la revista en la que hayamos publicado (calculada a partir de las métricas de evaluación de revistas científicas), nuestro artículo obtendrá la correspondiente calidad y prestigio. Tendrá una determinada difusión y visibilidad, pues los artículos de cada revista se depositan en las diferentes bases de datos y repositorios donde la revista en la que hayamos publicado esté indexada.

De ahí la importancia que ha tenido siempre el publicar en revistas de alto impacto, que son aquellas que están indexadas en bases de datos y repositorios de gran cobertura y prestigio, como Scopus o Web of Science.

 

La clave de la promoción está en la web 2.0

Sin embargo, y a pesar del peso que tiene la indexación de la revista, es muy importante tener claro que actualmente no debemos relegar todo el peso de la visibilidad de nuestro artículo a la calidad que tiene la revista en la que hemos publicado, pues la autora o autor puede trabajar para que su artículo tenga más difusión. Es más, puede ser su mejor embajador y mecenas gracias a las herramientas que nos otorga la web 2.0.

Estas herramientas han supuesto un cambio radical en el intercambio y difusión de información, con muchísimas posibilidades y servicios en la red. Destacamos seguidamente las plataformas y acciones en red que consideramos más importantes para ayudar a los investigadores a crear su propio perfil académico y difundir sus trabajos de investigación.

 

– Redes sociales académicas

Se constituyen como cualquier otra red social generalista (caso de Facebook o Twiter), pero enfocadas a la investigación y a difundir trabajos académicos. Puedes consultar la entrada que realizamos con las principales redes sociales académicas. También tenemos preparada una entrada sobre cómo evaluar el impacto de la investigación con ResearchGate, una de las principales redes sociales académicas.

– Redes sociales generalistas

Caso de LinkedIn, Facebook, Twitter o Google+ pueden ser una oportunidad para darle visibilidad a tus trabajos y poder cuantificar en qué medida la gente reacciona a ellos o los comparte. No olvides utilizar hashtags (#) para etiquetar las palabras clave.

– Web/blog profesional

Crea tu propia web y que ésta sea el escaparate de tus trabajos. Puedes hacer uso de un subdominio de la Universidad, o comprar un dominio propio, con tu nombre y apellido/s.

– Crea tu ORCID

Logotipo ORCID.

Se trata de un identificador unívoco en forma de código que recibes al registrar tu nombre. Debes registrarlo de la forma que consideres más oportuna (el mío es “Inés Poveda-Pastor”). A partir de entonces, todos tus trabajos los deberás firmar con el nombre tal cual lo has registrado en ORCID, y añadiendo también el código. Con este último, se enlaza a la plataforma y se evitan posibles errores, duplicidades o confusiones en la autoría. Disponemos también de un tutorial sobre cómo crear tu perfil en ORCID.

– Crea tu perfil en otras plataformas

Una buena opción es el Directorio EXIT, donde puedes subir tus trabajos académicos o presentaciones. El objetivo es poner en contacto a profesionales para organizar proyectos colaborativos o cursos. Además, puedes vincularlo a otros perfiles científicos como Google Scholar Citation, ResearcherID de la Web of Science, Mendeley, etc.

Wikipedia

Se ha convertido en la enciclopedia más consultada a nivel mundial, y además es de edición cooperativa. Entonces, ¿por qué no editar tu propia entrada y explicar quién eres y tus principales logros, trabajos, trayectoria,…?

– Participar en foros o listas de distribución científicas

Puedes intervenir en los foros de debate que giran en torno a tu disciplina… No olvides firmar con tu nombre completo y apellidos y el enlace a tu web profesional o institucional para que puedan descubrir más sobre ti.

– SlideShare

Sube tus presentaciones de trabajos y exposiciones a esta plataforma.

– Participar en congresos y reuniones profesionales

¡Ah! y no olvides llevar tarjetas de visita con una breve descripción sobre ti y tu formación (o servicios).

– Tener el CV actualizado y en diferentes versiones

Corto (cien palabras), medio (300 palabras) y el completo (CVN – normalizado-).

 

Estas son algunas de las herramientas y pautas que recomendamos una vez has publicado un artículo científico. Si sigues estos pasos, podrás aumentar notablemente la visibilidad de tu investigación y llegar a muchos más lectores.

Muy importante también monitorizar el impacto una vez lo has publicado para conocer el interés y las reacciones que suscita tu artículo científico entre la comunidad científica. Puedes hacerlo desde la Web of Science (en el caso de estar en esta base de datos depositado), en Scopus o en Google Scholar. También puedes controlar las citas recibidas desde tus perfiles en Google Scholar Citation o gracias a ResearcherId (Web of Science).

No olvides tampoco que gracias a los perfiles sociales académicos (ResearchGate, Mendeley, Academia.edu,…) también puedes controlar las descargas de tus trabajos, citas recibidas, visualizaciones y crear nexos con otros investigadores, recibir comentarios, y un largo etcétera.

Y aquí finalizamos la entrada de hoy. Si te ha resultado interesante esta entrada seguramente también disfrutes con la lectura de esta otra sobre las citas como sistema de evaluación científica. No olvides dejar tu comentario en la parte de abajo o escribir a info@universoescrito.com si tienes alguna duda, sugerencia… o simplemente quieres expresar tu opinión.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.