¿Cuál es la diferencia entre extensión bibliotecaria y extensión cultural?

Extensión bibliotecaria y extensión cultural son dos funciones que se enmarcan dentro del proceso de desarrollo que se han dado en las bibliotecas a lo largo de los años (también se puede extrapolar a los archivos). Para asimilar estos conceptos, es muy importante entender que al principio de la evolución de estas instituciones, el libro era el elemento fundamental de las mismas, pero con el paso de los años el eje central se fijó en los usuarios/lectores. Esto implica que hayan surgido este tipo de políticas centradas en la comunidad a la que sirve.

Sigue leyendo si quieres conocer la diferencia entre estos dos elementos: extensión bibliotecaria y extensión cultural.

Extensión bibliotecaria

La aplicación de políticas de extensión bibliotecaria implica una serie de acciones por parte de la biblioteca para salir al encuentro de potenciales lectores, es decir, usuarios poco habituales con dificultades para acceder a sus servicios.

La extensión bibliotecaria también se conoce como actividades de animación lectora, de promoción del libro o de sensibilización hacia la lectura. Independientemente de su terminología, el objetivo es aproximar la lectura y los servicios de la biblioteca a cualquier usuario, ofreciendo información y eliminando barreras socioculturales, económicas, geográficas o de cualquier otro tipo. En este sentido, las políticas de extensión bibliotecarias empujan a la propia institución a salir al encuentro de la gente más allá de sus paredes.

Gracias a las ventajas que ofrece Internet, la biblioteca aboga por tener presencia en la red para ofertar sus servicios a través de la misma. De esta manera, se garantiza que cualquier persona con conexión pueda acceder a los libros que hay en red, a las actividades telemáticas, y a otros servicios.

Algunos de los servicios concretos que se llevan a cabo a través de las políticas de extensión bibliotecaria son:

– Servicio de préstamo a domicilio.

– Servicio de préstamo colectivo, como por ejemplo “La maleta viajera”, bibliotecas en centros de salud,…

– Servicios de préstamo en Internet de libros electrónicos: destaca eBiblio y eliburutegia.

– Servicios de animación a la lectura: bibliobús, biblioplaya,…

Extensión a grupos con necesidades especiales: “For inmigrants” en la Silkeborg Bibliotek (Dinamarca), con información de oportunidades para inmigrantes.

 

Extensión cultural

La extensión cultural es un compromiso tradicional en las bibliotecas, y es el conjunto de actividades de desarrollo cultural que llevan a cabo las bibliotecas encaminadas a insertar la biblioteca y su colección en la comunidad a la que sirve.

El tipo de acciones y actividades de este índole son: exposiciones, ciclos de teatro y conferencias, juegos, talleres, cursos, clubes de lectura, encuentros con el autor, concursos literarios y culturales, entre otros.

A modo de resumen….

La extensión bibliotecaria está más orientada a fomentar el uso de los servicios de las bibliotecas, eliminando cualquier barrera, mientras que la extensión cultural se centra más en instaurar la presencia de la biblioteca como centro cultural para la comunidad a la que sirve.

 

Y hasta aquí la entrada de hoy. Ante cualquier cuestión o sugerencia no dudes en dejar tu comentario o escribir directamente a info@universoescrito.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.