Día 21. Proyecto “Fomentando la lectura”.

 

La Asociación Pro-Disminuidos Psíquicos de Elda, Petrer y Comarca – ASPRODIS, desarrolla su actividad desde 1970, movida por la inquietud de unos padres preocupados por el bienestar de sus hijos con discapacidad intelectual. Se unieron para compartir y promover un interés común: obtener un presente y futuro mejor para sus hijos e hijas y para todos aquellos que se incorporasen en el futuro, tal y como se indica en su web.

Dentro de la Asociación, hay diversos ámbitos de actuación, y entre ellos está la atención temprana. Todo lo relativo a dicho ámbito se trabaja en el Centro de Desarrollo Infantil y Atención Temprana (CDIAT), de ASPRODIS, que lleva a cabo actividades complementarias a los tratamientos específicos del centro.

En este sentido, queremos reseñar el Proyecto «Cuentacuentos para bebés», desarrollado in situ en el CDIAT y dirigido a bebés de entre 6 y 12 meses.

Cabe destacar que esta actividad se ha realizado debido al recién celebrado Día Internacional de la Atención Temprana, el pasado 15 de abril, que además ha sido datado para tal evento por primera vez este año.

 

Centro de Desarrollo Infantil y Atención Temprana. Fuente: A. Jordà.

¿Su finalidad?

El propósito de esta actividad es estimular la atención visual y auditiva, y también fomentar el desarrollo cognitivo y la interacción social en los bebés. Además, aporta un carácter formativo para las familias y acompañantes, ya que pueden tomarlo como referencia para repetirlo en casa.

En cuanto a su metodología, esta ha estado muy cuidada. Se ha evitado cualquier estímulo distractor, trabajando el campo visual de los bebés, la posición de las narradoras, su vestimenta, el color de las imágenes…

 

Lugar de celebración de la actividad. Fuente: A. Jordà.

Teniendo todo lo demás trabajado, se ha procedido a narrar el cuento en cuestión, «Luna», de Antonio Rubio y Óscar Villán.

La actividad ha consistido en narrar el cuento 3 veces.

  • La primera, de forma hablada, acompañando de una imagen a cada palabra.
  • La segunda, se añade una base armónica con la guitarra para convertir el texto en canción, también con imágenes.
  • Finalmente, el relato se narra con dos voces armónicas, y los acompañamientos con la guitarra serán un poco más elaborados. A ello, añadir que se muestran las imágenes y una pequeña base de percusión para otorgar más consistencia al ritmo.

 

Las narradoras: Mª Gloria Calcerrada, Ana Palazón y Andrea Jordà. Fuente: A. Jordà.

De acuerdo con todo lo expuesto, podemos extraer la importancia de los estímulos, ya sean visuales o auditivos, para promover el desarrollo cognitivo desde edad muy temprana, lo que genera un gran impulso para la posterior interacción social.

En este sentido, la narración de cuentos infantiles juega un papel importantísimo, así como la música y las imágenes entremezclados con el relato. De esta forma, se desarrolla la comunicación desde los primeros meses de vida, trabajando el mensaje a través de la palabra y la rima, junto con otras características no verbales de la comunicación.

En definitiva, a través del «Cuentacuentos para bebés» se conocen valores, emociones, se estimulan los sentidos, favorece la lectura, la atención, la memoria, y el tiempo en familia.

 

Y hasta aquí la reseña de hoy. Cualquier cuestión o sugerencia, no dudes en dejar tu comentario o escribir a info@universoescrito.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies