¿De dónde procede la expresión «Ratón de biblioteca»?

«Ratón de biblioteca» es una expresión recurrente en la actualidad para denominar a toda persona que muestra notable gusto por la lectura o es asidua a la biblioteca. Sin embargo, para establecer los orígenes de dicha locución debemos remontarnos a mitad del siglo XIX, en concreto, a la obra del poeta y pintor alemán Carl Spitzweg.

Atendiendo a la definición de Sergio Vázquez en Significado y origen de expresiones famosas, podemos definir Ratón de biblioteca como sigue:

Aquí se habla de una persona que suele pasar mucho tiempo dentro de las bibliotecas (públicas, privadas o personales). Dicho sujeto presenta una notable compulsión por la lectura, motivo por el cual puede ser designado como “ratón de biblioteca”. Para el caso, no precisa poseer una en su casa, alcanza con pasar muchas horas dedicado a la lectura, aunque lo haga en una computadora. La idea no apunta a un roedor muy lector, sino que refiere a alguien que ha tomado a la biblioteca como su propia casa, como podría hacerlo un ratón. Todo ello a sabiendas de que existen muchas de ellas en las que no hay ratones.

 

Orígenes de la expresión

Para desvelar los orígenes de la expresión «Ratón de biblioteca» debemos remontarnos a la Alemania de 1850. Fue entonces cuando Carl Spitzweg pintó la obra Der Bücherwurm (en español, El ratón de biblioteca o Ratón de biblioteca). Del título otorgado al cuadro se extrae esta expresión, popular en la sociedad actual y ya desde entonces.

Der Bücherwurm, de Carl Spitzweg.

En el cuadro, que vemos encima de este párrafo, podemos observar a un señor, verdadero bibliófilo, sobre una escalera y en una biblioteca. Se representa el ambiente conservador que se vivía entonces en Europa Central a la vez que se ridiculiza este entorno con la figura del señor erudito ajeno al mundo y a la situación tras las guerras napoleónicas. En el siguiente enlace podemos ver una galería multimedia de las obras del autor , entre las que figura «Ratón de biblioteca».

 

Por lo tanto, y derivado de lo que nos transmite la obra de Spitzweg se ha añadido esta expresión a los diccionarios de las diferentes lenguas. Sin ir más lejos, encontramos la definición en el diccionario de la RAE:

Ratón de biblioteca: Erudito que con asiduidad escudriña muchos libros.

Pero también podemos ver en Wikipedia que «Ratón de biblioteca» tiene entrada en 12 idiomas diferentes, por lo que el término está muy extendido y es realmente utilizado en la actualidad.

 

Y aquí finalizamos la entrada de hoy. No hemos encontrado orígenes anteriores al del cuadro de Spitzweg, si alguien los conociera, ¡nos encantaría que nos lo contara! a través de comentarios o escribiendo a info@universoescrito.com. Si te ha gustado esta entrada, no puedes perderte las demás curiosidades de esta sección.

4 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.