Un mundo literario en la biblioteca de la Escola Sant Andreu de la Barca

Día 5. Proyecto “Fomentando la lectura”. 

 

Desde un punto de vista objetivo, la biblioteca escolar se constituye como un nexo entre infancia e impulso de las competencias que contribuyen al desarrollo lecto-escritor.

Con este propósito nace la biblioteca de la Escola Sant Andreu de la Barca, ubicada en la homónima ciudad catalana. A través de ella, se pretende acercar al alumnado a la literatura, disparar su creatividad, al mismo tiempo que se otorga mayor capacidad reflexiva, y se fomenta la solidaridad y tolerancia a la diversidad.

Este rincón del colegio, donde sólo hay lugar para la imaginación, es gestionado por Mari Àngels, profesora también del centro. Con la ayuda de otros compañeros ha desarrollado un programa literario ameno y completo para los estudiantes de los diferentes cursos.

Sin ir más lejos, entre las actividades de dinamización lectora que oferta la biblioteca, están las visitas de autores e ilustradores de libros infantiles-juveniles; la celebración de cuentacuentos con las familias; y los laboratorios de lectura. Además, dos días por semana se organiza en los recreos el bibliopati, para que los estudiantes puedan dejar volar su imaginación en total libertad. Añadir también que la biblioteca del centro tiene mascota, cuyo nombre fue elegido por votaciones entre los alumnos (¡Desde jóvenes ya participando en el sistema democrático!).

Ahora bien, al hablar de laboratorio de lectura, se hace referencia a unas determinadas actividades de fomento lector que han elaborado desde el seminario de bibliotecas escolares de CRP «Baix Llobregat (Martorell). Con ellas, se otorga al alumnado fórmulas para descubrir nuevas lecturas, diferentes formas de leer y experimentar con los libros.

Los laboratorios de lectura facilitan las herramientas para leer en todos los sentidos y partiendo del propio libro: lectura de sonidos y de imágenes. De esta forma, se buscan y obtienen experiencias especiales y diferentes para que pervivan en la mente de los niños, fomentando la creatividad y llegando a nuevas formas de expresión, como son juegos literarios, artísticos, musicales, e incluso teatrales.

 

En cualquier caso, la biblioteca de la Escola Sant Andreu de la Barca es todo un ejemplo de centro que promueve la lectura entre sus alumnos, como también lo son otras bibliotecas escolares de la misma zona.

Para finalizar, queremos aplaudir su trabajo y énfasis al facilitar los espacios de creación literaria y artística. Sin duda, esta biblioteca escolar desarrolla un excelente programa de fomento de la lectura y garantiza los métodos para que, alumnos y familias, amplíen su mirada crítica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.