La conservación preventiva de los documentos (a golpe de vista)

Explica Cruz Mundet en su Manual de Archivística que, la correcta conservación de los documentos requiere, además de unas instalaciones y mobiliario adecuados, la adopción de determinadas medidas para controlar cuantos factores puedan poner en peligro la integridad del fondo y de las personas.

El conjunto de medidas adoptadas para controlar los factores de riesgo (temperatura, polvo, roedores, insectos,…) que pueden darse en un archivo se conoce como preservación. Esto implica hacer hincapié en tareas de prevención de los riesgos generados por los diferentes agentes accidentales, medioambientales, materiales y de plagas.

De forma complementaria a la preservación, la restauración se encarga de subsanar los deterioros en la documentación que no se han podido evitar con la preservación.

A continuación compartimos una infografía (descárgala aquí) con los factores de riesgo que pueden darse en un archivo (factores naturales de origen interno, factores naturales de origen externo y factores accidentales de degradación), y señalamos las medidas preventivas frente a cada situación.

 

Si te ha gustado esta entrada, seguramente también te interese esta otra sobre ‘¿Qué es el balduque y para qué sirve?’. Ante cualquier cuestión o sugerencia no dudes en contactarnos a través de comentarios o directamente a info@universoescrito.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.