¿Sois viajeros? ¿y lectores? Si es así, ¿nunca se os ha ocurrido combinar turismo y literatura? A mí me parece una combinación fascinante. Sin ir más lejos, nunca olvidaré cuando era adolescente y en un viaje por el norte de Cataluña me topé casualmente con una chapa de la ruta literaria de Zafón… no imagináis la ilusión que me hizo.

De manera que, en otra entrada ya hablamos sobre los viajes y aventuras de los libros a través del movimiento Bookcrossing. Con lo cual, hablaremos ahora de los viajes y aventuras que efectuamos las personas buscando los escenarios de los libros: el turismo literario. 

Como es un tema que creo que puede ser bastante extenso, he considerado conveniente dividir la entrada en dos. De modo que hoy publicamos esta primera parte y el jueves lanzaremos una segunda entrada sobre otras rutas literarias en España.

 

¿Qué es el turismo literario?

El turismo literario, o, realizar rutas literarias, es una forma de viajar en la que se pretende visitar los lugares que han sido plasmados en obras literarias. El lector, tras leer sobre una ciudad, una plaza, un paisaje, … puede sentir cierta curiosidad e interés por comprobar cómo es ese lugar en la realidad. Si huele como se detalla en la obra, si su gente es tan afable como se explica, o, si aquel lago que se describe alberga tanta flora como sostiene la autora.

Por lo tanto, el turismo literario constituye una forma diferente de explorar nuevos lugares y, al mismo tiempo, atraer a un turismo cuyo deseo es nutrirse de la cultura y literatura de cada región. De ello extraemos que las personas que realizan este tipo de turismo son, generalmente, personas de alto nivel cultural, con inquietudes, y movidas por la curiosidad.

A continuación, hablaremos sobre varias de las rutas literarias de España. Si bien es muy difícil abarcar todas las rutas, nos centraremos en algunas de las más relevantes.

 

1. Don Quijote, una ruta por Castilla La Mancha, Aragón y Cataluña

Esta ruta hace referencia al recorrido que Don Quijote siguió en su novela. Dado que se trata de una obra cúspide de la literatura universal, la correspondiente ruta no podría ser menos, y es por ello que su trazado ha sido declarado itinerario cultural europeo por el Consejo de Europa. Además, consta nada más y nada menos que de 2.500 kilómetros, atravesando 148 municipios, caminos, vías pecuarias,…

Molinos de viento, plasmados en la obra Cervantina.

La ruta de Don Quijote es todo un símbolo que refleja la relevancia de la obra y el legado que ha conferido a la literatura universal. Es por ello que ha generado un turismo literario y cultural capaz de apreciar el contexto social y geográfico que en su día describió Cervantes.

 

2. Ruta Clariniana, en Oviedo

Monumento a Clarín en Oviedo.

A través de la ruta Clariniana se recorre el Oviedo actual a partir de algunos de los lugares más relevantes de la Vetusta del siglo XIX en que vivieron los personajes de La Regenta.

No obstante, además de conocer los lugares más emblemáticos y también los más recónditos, los guías introducen al turista en la realidad de La Regenta y del autor, Leopoldo Alas Clarín.

 

3. Ruta de la Trilogía del Baztán, en Elizondo (Navarra)

Valle del Baztán, escenario de las novelas de Redondo.

El fenómeno literario de Dolores Redondo tiene su propia ruta. Se transita, a través de sus tres novelas (El guardián invisible, El legado en los huesos y Ofrenda a la tormenta), el recorrido que protagonizó Amaia Salazar. Al mismo tiempo, el visitante puede disfrutar de la cultura popular de la localidad.

Se trata de dos rutas complementarias en la que se descubre el recorrido de la protagonista: su casa, la Iglesia de Santiago Apóstol, el cementerio del pueblo, la comisaría, entre otros lugares no menos interesantes.

 

4. Ruta literaria de Zafón

Las obras literarias de Carlos Ruiz Zafón tienen sus propias rutas dentro de la Ciudad Condal, en las que se hace un recorrido sobre los lugares por los que transita Daniel Sempere, protagonista de La sombra del viento. Se puede decir que esta ruta ha adquirido un tono más comercial, distinto al de otras rutas que mencionamos y que se mueven solamente por interés cultural.

Lago de Puigcerdà.

En el caso de El Juego del ángel, también existe una ruta en Puigcerdá, donde tiene lugar parte de la segunda de las novelas (no juveniles) de Zafón.

En Barcelona también cabe mencionar la ruta de la Catedral del mar, obra de Idelfonso Falcones. Este recorrido se centra en la reconstrucción histórica de la Iglesia de Santa María del Mar, pero también se descubren otros escenarios de la obra como la Plaza Sant Jaume o la calle Argentería, iconos de la ciudad en el siglo XIV.

 

5. Ruta de El capitán Alatistre, en la capital

Madrid, como capital, ha acogido a muchos escritores, y, por tanto, a muchas historias también. Sin embargo, una de las más destacables ha sido la de El capitán Alatriste, de Arturo Pérez-Reverte.

Plaza Mayor de Madrid.

Es posible revivir todavía los escenarios de la historia del espadachín a través de lugares como la Plaza de la Villa, la Plaza Mayor, la Casa Museo Lope de Vega, el Museo del Prado, entre otros.

 

6. Ruta de Federico García Lorca

Parque García Lorca, en Alfacar.

Esta ruta hace un homenaje a la producción literaria del poeta y dramaturgo. Se inicia en Fuente Vaqueros, lugar donde nació el autor. Seguidamente, se conoce la casa familiar de Valderrubio y Fuente de la Teja, para finalizar en el Parque García Lorca de Alfacar, donde se halla el olivo que recuerda al lugar donde fue asesinado García Lorca.

 

7. Ruta del Cantar del Mío Cid

Sierra del Cid, en la provincia de Alicante.

El camino que el Cid recorre abarca cuatro comunidades autónomas: Castilla León, Castilla la Mancha, Aragón y Comunidad Valenciana, y atraviesa más de 2.000 kilómetros de trayecto.

Siguiendo la ruta de Rodrigo Díaz de Vivar, el camino puede efectuarse por carretera o por senderos. Puede llegar a ser una gran aventura, y además realizada de muy diversas maneras: en bicicleta, a pie para senderistas, en coche, moto, … ya que cuenta con un camino principal y con otros secundarios.

 

8. Ruta del Lazarillo de Tormes

El Lazarillo de Tormes también nos deja descubrir sus pasos por Toledo, a través de esta ruta literaria.

Se inicia el recorrido en Barcience, y hasta llegar a Toledo se pueden visitar múltiples lugares relevantes como son: el Palacio de Pedro I de Torrijos, la Iglesia de Santo Domingo de Silos, la Iglesia de Santa María de los Alcázares de Maqueda, el Monasterio de la Inmaculada de Escalona y la plaza de Almorox.

Iglesia de Santa María de los Alcázares de Maqueda.

Para no extendernos más, preferimos finalizar esta primera parte sobre rutas literarias aquí. Sin embargo, somos conscientes de muchas que han quedado fuera de este listado y continuaremos con este listado sobre rutas literarias en la entrada del próximo jueves. En cualquier caso, si queréis hacernos alguna sugerencia no dudéis en dejar vuestro comentario o escribir a info@universoescrito.com. ¡Esperamos vuestras sugerencias!

Rutas literarias en España (parte I)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies